Frase del dia~*

domingo, 29 de mayo de 2011

*~Love~*



En el estado sombrío del cielo, entre lo mas penoso del desierto, iba una mujer con los brazos llenos, en ellos cargaba su tesoro mas bello.

Lo cual cuidaba con su cuerpo entero, dándole protección y calor de aquel oscuro y frío invierno, huyendo de las cavernas de aquellos, que invadieron y esclava la hicieron.
 

 Mientras ella tenia un bello romance, con su amor, su príncipe, Eclesiastés, siendo ella la princesa alphina, y su vida convirtiéndose en espinas, una noche de velos, tuvo un recuerdo duradero, el cual cargaba en sus brazos.

Huyendo de aquel desastre humano, les invadieron su hábitat, su reino quedo despoblado, transportándolos con toda la muchedumbre, tratándolos como a huesos destrozados, Eclesiastés un hombre con orgullo, machista, engrandecido y enojado, defendiendo a su esposa, fue degollado.

Pero el logro ayudarle a escapar, ahora esta corre en el bosque, en el mas allá, gritando por ayuda, pero nadie la va a escuchar, abrigando a su hijo, ¿Alguien les puede ayudar?.
Acampar en la fría nieve, sin un destello de calor, al observar aquella luz, que se le acerco a su lado, era su salvación, Dios escuchaste su clamor, un helicóptero a su costar.

  • princesa alfina, ya puede entrar.


mirando al cielo agradecida de Dios, toma a su hijo y lo sube al avión, muriendo ella de frío y el dormido por todo el camino.

Con un calor que lo mantuvo vivo, un abrigo que lo protegió del frío, conjunto de cuerpo y de viento, de una voz que le cantaba al oído, dormido feliz, escuchando aquellos latidos, del corazón de su madre que le ha protegido.

Escuchando aquellos lentos y suaves latidos, mostrándole tranquilidad y aquel gran cariño, OH princesa alfina, con gran fragilidad.

Con sus fríos y delgados brazos, aguardaste a tu hijo, protegiéndole de todo, con tu cuerpo y voluntad, OH madre como aquella tienden a ser todas.

Una fiel madre con alma de pocas, cuidando a su tesoro, el cual es lo único que le importa, en destellos de días en destellos de nota.

Bienaventurado aquel niño, con una madre tan especial, tal nombre que ella le ha de dar, Fly, el niño que sobrevivio al gran frío invernal.

3 comentarios:

  1. muy bonito blog y relato me ha gustado llegué aqui por casualidad y me quedo
    un beso
    Marina

    ResponderEliminar
  2. Me encantan los poemas y tu blog tambien jaja , ara yo tambien me eh inspirado bueno , espero que te pases tambien por el mio y me dices si te gusta y eso vale? , te sigo ! . http://cancioncaducada.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  3. tardarás mucho en volver?
    un abrazo

    ResponderEliminar